LOGO DEL TALLER

LOGO DEL TALLER
Cortesía de Norda la Kéndera

martes, 5 de febrero de 2013

Crear (y vender) juegos de rol para público no rolero



Interesantísimo artículo. Todo el crédito a su autor y distribuidor. Si os gustó, por favor, comentarlo en el enlace original. ¡Muchas gracias!

Fuente:


http://www.elautomata.org/crear-y-vender-juegos-de-rol-para-publico-no-rolero/

Información:

Crear juegos de rol de forma que llamen la atención de los que únicamente los ven como gruesos libros de aburridas reglas y larga preparación es todo un desafío. Vincent Baker comparte sus conclusiones tras el fracaso de ventas de sus juegos en la Monster Mania Con. ¿Qué podemos hacer para convertir en más atractivos los juegos a no jugadores? ¿Podemos diseñar juegos para uno y otro público y que sigan considerándose juegos de rol?


Crear (y vender) juegos de rol para público no rolero

24 marzo 2012
No, no vamos a ponernos en plan evangelizadores del rol, ni mucho menos. Pero queremos compartir y discutir algunas conclusiones que sacamos del foro de Vincent Baker tras el paso de este como editorial por la Monster Mania Con norteamericana. Y su fracaso a la hora de vender juegos a un público aficionado a la ficción pero no a los juegos de rol. ¿Qué podían hacer al respecto?
Pedro J. Ramos ya hizo un imprescindible repaso a posibles definiciones y acciones en su blog con el artículo “Quiero que mi afición crezca” y la posterior discusión que se generó en Google Plus. Más tarde aportó también su granito de arena diseñando la aventura Cazando Ladrones. La diferencia principal es que Pedro defendía principalmente las acciones a realizar desde la afición y en el foro de Baker se está hablando desde el punto de vista del diseñador y la editorial de juegos.
Algunas de las conclusiones a las que se están llegando:

  • Intentar vender juegos de rol en unas jornadas donde el público no era aficionado a estos juegos fue un infierno. Al parecer en cuanto escuchaban que se trataba de juegos de rol se activaban los resortes de los prejuicios que les hacían pensar en en juegos lentos, en libros largos y aburridos, etc. y la venta se truncaba.
  • ¿Porqué ese empeño en definir, acotar y etiquetar? Tenemos una enorme tendencia a buscar definiciones y etiquetas para nuestra afición y así poder decir qué es y qué no es un juego de rol. Lo cierto es que todo ese esfuerzo parece un poco estéril: hacer esto de forma estricta nos llevará a tener que dibujar y defender la frontera que establezcamos de forma constante. ¿Y si simplemente “creamos juegos”?
  • ¿Dónde está el problema de acercar a los juegos de rol mecánicas y componentes de otro tipo de juegos? El formato libro es intimidatorio para los novatos y podemos hacer grandes juegos con tan solo unas pocas páginas o con respaldo visual en forma de cartas, contadores o mecánicas que descarguen un poco el set-up y el trabajo del Guía.
Con los jugadores habituales tenemos ganado el terreno de que ya conocen el funcionamiento pero con no jugadores, tenemos que diseñar juegos
more fun, more immediately fun, and more evidently fun just by looking. We’re going to have to design games that can compete, fun for fun, minute for minute, with non-rpgs. And we’re going to have to do it inexpensively enough that an audience used to buying DVDs 3 for $20 will take a chance
Es decir, juegos que vendan su diversión al primer vistazo, más accesibles y que puedan competir con juegos “no de rol”. Además, el precio debería ser competitivo comparándolos con otras opciones de ocio, no solo con otros juegos de rol: si alguien puede comprarse tres películas en DVD por el precio de un libro con el que además deberá leer, planificar una aventura, reunir a un grupo de jugadores, etc. tenemos las de perder.
Por último, un añadido propio: ¿quién dijo que diseñar ese tipo de juegos está reñido con diseñar y vender juegos en formato clásico para los jugadores de siempre?. El punto medio, como siempre, es el más difícil de alcanzar. Quizá como editoriales buscar ampliar así sus opciones de venta no debería ser más que un movimiento inteligente y no un “alejarse del purismo de los juegos de rol”.
Si quieres seguir las discusiones en el foro de Vincent Baker puedes hacerlo en estos tres enlaces:
En Salgan al Sol Khimus se ha tomado la molestia de resumir las conclusiones en castellano y abrir un hilo para poder discutir sobre ellas. Gracias Khimus por alertarnos sobre este interesante debate. Puedes seguir su hilo en este enlace
Autor: Jonathan

3 comentarios

marzo 24, 2012 a las 04:04 pm
No sólo creo que es posible que se debe vender este producto llamado juegos de rol a cualquier público, sino que creo que es absolutamente necesario si se quiere crecer como afición en primer lugar, y como mercado o industria, en segundo.
Le veo dos pegas:
1) Como muy bien destaca Vincent Baker hay que aligerarlo (simplificarlo), que requiera poca preparación y hacerlo atractivo a todo el mundo. Lo que ocurre es que igual lo que sale no es un juego de rol, es otra cosa.
2) Hay un tabú que hay que superar. Los juegos de rol, debido a los medios de comunicación y cuatro taraos, están estigmatizados. Y como bien dicen, hay que llamarlos de otra manera y venderlos de otra forma.
marzo 24, 2012 a las 04:47 pm
Hola WKR,
estamos de acuerdo en la “necesidad” de crecer en esos dos ámbitos, afición e industria. En cuanto a las dos pegas que ves:
cuando dices “igual lo que sale no es un juego de rol, es otra cosa” me remito al propio artículo. Sigo viendo estéril la búsqueda de la piedra Rosetta que nos de la clave de esa definición. Son juegos.
Llamarlos de otra manera y venderlos de otra forma no debe hacerse solo por esquivar extraños prejuicios sino para poder definir mejor cada juego en su propia esencia. A veces parece que queremos “vender todo la afición” y no un juego.
Es como si no fuera posible que nos gustara un juego en concreto y no otros y solo existiera la división entre “me gustan los juegos de rol” y “no me gustan los juegos de rol”. Es tan absurdo como decir que es imposible que te guste una película y otra no, que debe gustarte el cine o no gustarte el cine.
Definir de forma generalista y englobar a todos los juegos y jugadores en las mismas etiquetas no creo que sea el camino a seguir. Necesitamos variedad de propuestas, de prismas con los que mirar los juegos de ficción, de formas de jugarlos.
marzo 24, 2012 a las 10:33 pm
Por cierto, WKR inició un debate en Salgan al Sol al respecto de qué es un juego de rol que ha generado ríos de tinta electrónica. Ya que no lo ha publicado él, pego aquí el enlace:










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada