LOGO DEL TALLER

LOGO DEL TALLER
Cortesía de Norda la Kéndera

domingo, 22 de enero de 2012

MI DEFINICIÓN DE LA CIENCIA FICCIÓN, POR PHILIP K. DICK

Fuente:

http://www.revistacuasar.com.ar/modules.php?name=News&file=print&sid=95

Información:





MI DEFINICIÓN DE LA CIENCIA FICCIÓN, POR PHILIP K. DICK
Fecha Jueves, 18 marzo a las 20:11:50
Tema Artículos


Philip K. Dick es un autor recurrente en esta web. Su pensamiento puede ser discutido o aplaudido, pero siempre es estimulante. Aunque la crítica proveniente de la literatura general trató (y trata) de escindirlo de la ciencia ficción, Dick siempre se consideró un autor de género y repetidamente meditó sobre el mismo. Este breve texto expone sus pensamientos sobre las características de la ?buena? ciencia ficción y sus diferencias con la fantasía.



MI DEFINICIÓN DE LA CIENCIA FICCIÓN, por Philip K. Dick


Definiré ciencia ficción, primero, diciendo qué no es ciencia ficción. No puede ser definida como ?una historia (o novela u obra teatral) ambientada en el futuro?, dado que existe algo como la aventura espacial, que está ambientada en el futuro pero no es ciencia ficción. Es justamente eso: aventuras, peleas y guerras en el futuro en el espacio incluyendo tecnología superavanzada. ¿Por qué, entonces, no es ciencia ficción? Parecería serlo, y Doris Lessing, por ejemplo, así lo cree. Sin embargo, la aventura espacial carece del elemento distintivo: una idea nueva, ingrediente esencial de la ciencia ficción. Además, puede haber ciencia ficción ambientada en el presente: la novela o cuento de mundos alternativos. Así que si separamos a la ciencia ficción del futuro y también de la tecnología ultraavanzada, entonces ¿qué nos queda que pueda ser llamado ciencia ficción? Tenemos un mundo ficticio; ése es el primer paso: es una sociedad que en realidad no existe, pero está basada en nuestra sociedad... esto significa que nuestra sociedad actúa como un punto de partida para ella; la sociedad se aparta de la nuestra de algún modo, tal vez en forma ortogonal, como en la historia de mundo alternativo. Es nuestro mundo dislocado por algún tipo de esfuerzo mental de parte del autor, nuestro mundo transformado en aquello que no es o no es todavía. Este mundo debe diferir del dado en al menos un punto, y este punto debe ser suficiente como para permitir que se den hechos que no podrían suceder en nuestra sociedad... o en ninguna sociedad conocida, pasada o presente. Debe haber una idea coherente envuelta en esta dislocación; esto significa que la dislocación debe ser conceptual, no meramente trivial o extraña. Esta es la esencia de la ciencia ficción, la dislocación conceptual dentro de la sociedad para que se genere en la mente del escritor una nueva sociedad, que transferirá al papel, y del papel pasará como una conmoción convulsiva a la mente del lector, la conmoción de la imposibilidad de reconocimiento. Sabe que no está leyendo sobre su mundo.


Ahora, es imposible separar a la ciencia ficción de la fantasía. Y un rápido pensamiento no mostrará el porqué. Tómese la psiónica; tómese a los mutantes como los que encontramos en el maravilloso Más que humano de Ted Sturgeon. Si, de todos modos, cree que los mutantes no son, como los hechiceros y los dragones, posibles, ni lo serán jamás, entonces está leyendo una novela de fantasía. La fantasía implica lo que la opinión general considera como imposible; la ciencia ficción implica lo que la opinión general considera posible en las circunstancias apropiadas. Esto está, en esencia, reclamando un juicio, dado que lo que es posible y lo que no lo es (ni puede serlo) implica una creencia subjetiva de parte del lector.


Ahora definamos qué es buena ciencia ficción. La dislocación conceptual ?la idea nueva, en otras palabras? debe ser auténticamente nueva (o una nueva variación de una vieja) y debe ser intelectualmente estimulante para el lector; debe invadir su mente y despertarlo a la posibilidad de algo en lo que no había pensado. Así, ?buena ciencia ficción? es una expresión de valoración, no algo objetivo, y sin embargo, creo que hay algo que, objetivamente, se puede llamar buena ciencia ficción.

Pienso que el Dr. Willis McNelly, en la California State University en Fullerton, lo dijo mejor cuando señaló que el verdadero protagonista de una historia de ciencia ficción es una idea y no una persona. Si es buena ciencia ficción, la idea es nueva, es estimulante y, probablemente lo más importante de todo, libera una reacción en cadena de ideas ramificadas en la mente del lector; por decirlo así, abre la mente del lector para que ésta, como la del autor, comience a crear. De esa manera, la ciencia ficción es creativa e inspira creatividad, algo que la ficción general no hace. Los que leemos ciencia ficción (y ahora estoy hablando como lector, no como escritor) la leemos porque amamos la experiencia de esta reacción en cadena de ideas que son liberadas en nuestra mente por algo que leemos, algo con una idea nueva; de ahí que la mejor ciencia ficción finalmente termine siendo una colaboración entre el autor y el lector, en la cual ambos crean y disfrutan haciéndolo: la alegría es el ingrediente final y esencial de la ciencia ficción, la alegría de descubrir lo nuevo.

Tit. orig: My definition of science fiction (1981)

Traducido por Jaime Trillo

Este artículo proviene de Cuasar
http://www.revistacuasar.com.ar

La dirección de esta noticia es:
http://www.revistacuasar.com.ar/modules.php?name=News&file=article&sid=95

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada